es Spanish

7 consejos para elaborar el presupuesto que te llevará a la casa de tus sueños

7-consejos-para-elaborar-el-presupuesto-que-te-llevara-a-la-casa-de-tus-suenos

Todo lo que se necesitas para lograr tus objetivos financieros es un buen plan

Aquí te dejamos 7 consejos para elaborar el presupuesto para comprar una casa. Cuando buscas una casa, lo último que quieres hacer es enamorarte de una propiedad que está fuera de tu rango de precios. Pero averiguar cuánto puedes pagar por una casa implica más que obtener la aprobación previa de una hipoteca. Necesitarás conocer a fondo tus finanzas, tus posibilidades y un presupuesto mensual para alcanzar tus metas.

Si no tienes un presupuesto, ¡ahora es el momento de crear uno! Te recomendamos para crear un plan que te ayudará a pagar la casa de sus sueños y a instalarte en ella en poco tiempo.

1. Utiliza las herramientas adecuadas

Si tu idea de un presupuesto es una lista de cuentas en papel a la vieja usanza, te sorprenderás gratamente. Hay muchas aplicaciones disponibles para facilitar la creación de presupuestos y realizar un seguimiento, y algunas pueden lograr que incluso el proceso sea divertido. Elije el formato que te resulte más cómodo para que lo mantengas a largo plazo.

2. Empieza con lo que tienes

No hace falta decir que, no puedes crear un presupuesto hasta que no estableces un punto de partida. Para quienes tienen una escala salarial, esto puede ser fácil de determinar. Pero para los empleados por horas o aquellos que trabajan por cuenta propia donde los ingresos varían, esto podría ser más complicado. Para encontrar un punto medio, calcula el promedio de los últimos seis meses a un año de ingresos y usa esa cifra, o elije la cantidad más baja ganada para obtener el peor de los casos. Es importante que solo incluyas ingresos regulares y no dinero de trabajos o pasatiempos externos de los que no puedes depender.

3. Desglosa todos tus gastos

Enumera tus pagos mensuales recurrentes, como el alquiler, los servicios públicos, las letras del coche, seguros, etc. Pero una vez que hayas terminado con los gastos obvios, es hora de averiguar en realidad lo que realmente estás gastando. La mejor manera de asegurarte de que no te olvidas nada (contribuir al fondo compartido del café en el trabajo o un regalo regular para los niños después del colegio) es realizar un seguimiento de absolutamente todos tus gastos durante un mes. Una vez que tengas ese total, tus gastos en gastos fijos y variables.

4. Analiza a fondo

Con una mejor comprensión de tus ingresos y gastos, puedes establecer tu presupuesto. Prueba un plan como un presupuesto 50/30/20, donde el 50% de tus ingresos se destinan a necesidades y el 30% se destina a metas de ahorro o al pago de deudas. Pero no olvides presupuestar parte de tus ingresos para cubrir algunos lujos, no solo tus necesidades. Por lo tanto, ten en cuenta una cantidad como el 20% para pequeñas comodidades o entretenimiento.

5. Págate a ti mismo primero

El problema con el que se encuentran muchas personas es que para cuando hayas pagado todo lo demás, desde los servicios públicos hasta el café diario, es posible que no les quede suficiente para aportar ahorros. Así que, te recomendamos que adquieras el hábito de “pagarte a tu mismo” primero. Esto no significa gastar dinero en ti, sino priorizar los pagos en tus ahorros antes de pagar cualquier otra cosa. Aparta una cierta parte de tus ingresos tan pronto como los obtengas y transfiere ese dinero antes de gastártelo en cualquier otra cosa para asegurarte de que tus metas financieras están cubiertas.

6. Control semanal

Hacer un seguimiento de tu presupuesto puede llevarte como mucho una hora cada semana, pero esto te ahorrará mucho tiempo a largo plazo. Reserva tiempo para revisar tus cuentas y ver dónde estás cumpliendo tus objetivos y hacia dónde vas más allá de tu presupuesto. Y si encuentra dinero extra en tu presupuesto, añádelo a tus ahorros, fondo de emergencia o pago de deudas. Esto no solo fortalecerá tu disciplina, sino que también verás rápidamente que tus ahorros se acumulan y te motivan a lograr tus metas.

7. Sé realista

La vida está llena de sorpresas, así que no te desanimes cuando surjan gastos que no habías planeado. En su lugar, asegúrate de incluir suficiente dinero en tu presupuesto para un fondo de emergencia que cubra algo como un electrodoméstico roto, averías de coches o una enfermedad inesperada. Tener una reserva significará que puedes pagar lo que necesitas sin contraer más deudas o retrasar aún más tus metas.

Establecer un presupuesto puede parecer abrumador al principio, pero con un buen plan, ¡estarás bien encaminado hacia la libertad financiera antes de que te des cuenta!

Esperamos que estos 7 consejos para elaborar el presupuesto para comprar una casa te haya ayudado. Para encontrar la casa de tus sueños, tu agente REMAX Omega puede ayudarte a fijas precios y encontrar la casa que buscas y necesitas. Contáctanos en www.omega.remax.es

Compartir:
RE/MAX Omega
Esto es una prueba Información biográfica
NO TE PIERDAS DE NADA

Entradas relacionadas

Acceder a My RE/MAX

remax-globo.png

[oa_social_login]

—— o ——

Al registrarse para obtener una cuenta o al usar este sitio web, usted acepta nuestras Condiciones de uso y el Aviso de privacidad.
Abrir chat
¿Tienes alguna duda que podamos aclarar?